POLITICA:

Antes de hablar de la política en el mundo renacentista ahí que aclarar/mencionar ciertos sucesos o acciones que llevaron a un cambio político entre la edad media y la edad moderna. A nivel imperial podemos decir que el Imperio Romano Germánico que había luchado anteriormente contra el papado por el control de Italia y el logro de Europa unida se había debilitado mucho y fragmentado entre distintas familias rivales, vale aclarar que sobre ellos  estaba la autoridad del emperador.

A nivel social podemos destacar el surgimiento de la burguesía, que si analizamos sus consecuencia podríamos decir que fue la impulsora de los ideales renacentistas. Esta nueva clase social junto con lo mencionado anteriormente ayudaron en gran parte a que haya cambios en la parte política y en la organización del territorio, esto se debe a que todo esto provoco cambios en la economía, ya que de ser casi exclusivamente agrícola y radicada en el mundo rural, pasa a centrarse en la economía del mercado, en los gremios artesanales ubicados en los burgos. Esto provoca una descomposición del feudalismo por decirlo de alguna manera y así como consecuencia nace el capitalismo en el mundo renacentista.

La reorganización política se inició en Italia a fines del siglo XIII con su desvinculación del poder imperial y su fragmentación en diversas ciudades-estado que pasaron de un régimen municipal a otro señorial, ejercido por ciertas familias nobles (Gonzaga, Sforza, Medici). Más tarde, estas ciudades se convirtieron en el centro de los variados estados italianos de la época moderna (las repúblicas de Venecia y de Florencia, el ducado de Milán, el reino de Nápoles y los Estados Pontificios), que mantuvieron entre ellos constantes conflictos por lograr la hegemonía. Esta fragmentación no persistió en otros territorios europeos donde, en cambio, se configuraron diversas monarquías nacionales y autoritarias: los Reyes Católicos en España (Fernando e Isabel), Enrique VII en Inglaterra y Luis XI en Francia. La implantación de estos regímenes autoritarios tuvo gran importancia el cambio producido en la mentalidad política que, basándose en el derecho romano y la filosofía aristotélica, legitimaría la autoridad suprema del monarca y la existencia de un estado fuerte y organizado. La gran figura del pensamiento político fue Nicolás Maquiavelo, autor de Il. príncipe (1513), donde expresaba las cualidades de todo buen gobernante.

Maquiavelo nació en Florencia en 1469, participó activamente en la vida política hasta los 44 años. Como ya dijimos anteriormente su obra más importante es “El Príncipe”, obra en la cual dio normas y consejos a los gobernantes de cómo lograr sus fines, afianzar el estado y ser obedecidos y temidos por sus súbditos, como consecuencia podríamos decir que el principio  básico de su obra es la frase “el fin justifica los medios “.

Otro representante, pero no tan prestigioso como Maquiavelo fue Tomas Moro, este político también fue autor de una obra que describe un Estado ideal en la Isla de Utopía. Este autor aunque desconocía “El Príncipe”, su obra iba dirigida contra el ideal del gobierno defendido por Maquiavelo. En su novela representa una sociedad totalmente agrícola, cuya unidad central es la familia. No existe propiedad privada ni el dinero es el medio de intercambio y los medios de vida están asegurados para todos.

Fuentes:

http://mediateca.cl/900/historia/universal/europa/documento/renacimiento/enaci1.htm

http://ficus.pntic.mec.es/amoe0013/FILO-II/renacimiento.html

http://www.monografias.com/trabajos5/rena/rena.shtml

http://www.oposinet.com/historia/temas/oposiciones_historia_T32.php

http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/contextos/1866.htm

Autor: Garcia, Pablo Sebastián