La Astronomía en el Renacimiento

 El Mapa mundial de Waldseemüller, por primera vez la llama por su nombre “América” 
 como masa continental del 25 de abril de 1507 en Alemania.

Al descubrirse el continente americando en el año 1492, en una expedición con Cristobal Colón al mando, se amplió de forma drástica la navegación, lo que llvó consigo, la necesidad de poseer mejores instrumetnos navales, así como una mejoría en las técnicas de cartografía terrestre y estelar, lo que significo un importante estimulo para el estudio de la geografía, la astronomía y las matemáticas.

 Carabelas de Cristóbal Colón

Copernico analizó críticamente la teoría de Tolomeo, la cual se basaba en que el Universo era geocéntrico, y que los planetas orbitaban en torno al Sol, y no a la Tierra, que era lo que se creía en ese entonces.

Sistema geocéntrico

En un principio, no se le dio mucha importancia al sistema de Copérnico (heliocéntrico) hasta que Galileo descubrió pruebas sobre el movimiento de la Tierra cuando se inventó el telescopio en Holanda. En 1609 construyó un pequeño telescopio de refracción, lo dirigió hacia el cielo y descubrió las fases de Venus, lo que indicaba que este planeta gira alrededor del Sol. También descubrió cuatro santélites orbitando en torno a Júpiter.

Modelo heliolcéntrico de Copérnico

 Modelo heliocéntrico de Copérnico

Convencido de que estos planetas no giraban alrededor de la Tierra, comenzó a defender el sistema de Copérnico, lo que le llevó ante un tribunal eclesiástico. Como en esa época no estaba permitido hacer público una teoría que valla en contra de las creencias de la Iglesia, se le obligó a desmentir de sus creencias y de sus escritos, pero a pesar de esto, esta teoría no pudo ser suprimida.

Desde el punto de vista científico la teoría de Copérnico sólo era una adaptación de las órbitas planetarias, tal como las concebía Tolomeo, quien en la antigua Grecia, afirmaba que que los planetas giraban en círculos a velocidades fijas.

El observador mas importante del siglo XVI fue Ticho Brahe, quien tenía el don de la observación y además poseí el dinero suficinte para construir los equipos mas avanzados y precisos de su época. Desde 1580 hasta 1597, Tycho observó el Sol, la Luna y los planetas en su observatorio situado en una isla cercana a Copenhague, Dinamarca, y después en Alemania.

Después de fallecido, sus observaciones, que eran las mas exactas y precisas disponibles, darían las herramientas para que se pudieran establecer las leyer del movimiento de los cuerpos celestes, dadas por su ayudante y uno de los mas importantes y reconocidos científicos de toda la historia, Johannes Kepler.

Éstos descubrimientos trajeron consigo un cambio de actitud y mentalidad muy profundo en los cienctíficos. La experimentación empezó a hacerse filosóficamente respetable en Europa, y fue Galileo quien acabó con la teoría de los griegos y llevó a cabo la revolución.

Galileo era un lógico convincente y genial publicista. Describía sus experimentos y sus puntos de vista de forma tan clara y espectacular, que conquistó a la comunidad erudita europea. Y sus métodos fueron aceptados, junto con sus resultados.

Galileo fue el pionero a la hora de realizar experimentos cronometrados y en utilizar la medición de una forma sistemática. Su revolución consistió en situar la inducción por encima de la deducción, como el método lógico de la Ciencia.

Por todo esto, podemos decir que Galileo puede considerarse el padre de las ciencias modernas ya que sus ideas se basaban en experimentos.


FUENTE: http://www.astromia.com/historia/astrorenacimiento.htm
AUTOR: Amato, Maximiliano